Caso de Jessica Sevilla “empezó de cero” a cuatro años de su feminicidio, acusa su madre

La joven madre fue asesinada en Huixquilucan el 17 de agosto del 2017





A más de cuatro años del feminicidio de la doctora Jessica Sevilla, su madre, Juana Pedraza, consideró que la investigación para detener al responsable prácticamente “empezó de cero”.

Refirió que tan solo este año, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) le ha cambiado de agentes del ministerio público cuatro veces, e incluso uno de ellos falleció de “causas extrañas”.

Señaló que apenas la fiscalía mexiquense le asignó un asesor jurídico, luego de que el penúltimo renunció y nadie le avisó; y otro más fue separado del caso porque no se presentaba.

“Ahorita, nuevamente estoy en ceros, empezando, porque me volvieron a asignar a otro asesor jurídico y estamos en ceros. Es como si acabarán de asesinar a mi hija”.

Jessica Sevilla fue asesinada en Huixquilucan

La doctora Jessica tenía 29 años y era madre de un bebé, cuando en agosto del 2017 fue asesinada. Su cuerpo fue localizado en un paraje del municipio de Huixquilucan luego de haber sido reportada como desaparecida.

Su pareja sentimental es señalado como el probable responsable, pero nunca fue detenido.

“Ahorita anda en la calle, como si nada. Le mandaban citatorios (para declarar) y no se presentaba. En la fiscalía me decían que no lo podían obligar, que, porque se le violan sus derechos, pero dónde queda el derecho de mi hija, el derecho a la vida, el derecho del niño de tener a su madre”.

Recordó que desde que ocurrió el feminicidio de su hija se registraron muchas irregularidades en la investigación. Señaló que no se resguardó la escena del crimen debidamente, no se mandó a declarar a la persona que estaba con ella cuando ocurrieron los hechos; y se presentaron personas a dar testimonios falsos.

“Son cuatro años de impunidad, cuatro años de injusticia. No sé cuántas mujeres asesinadas más necesite el estado de México, para que los tres niveles de gobierno, estatal, federal y municipal se pongan a trabajar”

Juana Pedraza teme que el personal de la FGJEM haya “negociado con la carpeta de investigación”, pues solo le dan largas.

“No tengo más que seguir gritando, luchando, pidiendo justicia. No puedo hacer acusaciones porque yo sí temo por mi vida y por la de mi familia”.

ASME

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *